0 Comentarios

Fuego en un proveedor de servicios gestionados de CPDs

En 2013, un rayo cayó en un edificio de oficinas en Mount Pleasant, Carolina del Sur, causando un incendio. Las oficinas eran de Cantey Technology, una compañía de TI que aloja servidores para más de 200 clientes.

El incendio arrasó la  infraestructura de red de Cantey, derritiendo cables y quemando su hardware. El equipo se destruyó irreparablemente y la oficina no se pudo usar. Pero los clientes de Cantey nunca notaron la diferencia. Como parte de su plan de continuidad de negocio, Cantey ya había movido los servidores de sus clientes a un centro de datos remoto, donde se almacenaban copias de seguridad continuas. A pesar de que el personal se vio obligado a mudarse a una oficina temporal, sus clientes nunca experimentaron ninguna interrupción en el servicio.

Un virus informático infecta la red hospitalaria del Reino Unido

En esta parte, destacamos uno de los peores ejemplos de continuidad de negocio que vimos en 2016. En noviembre, un desagradable virus informático infectó una red de hospitales en el Reino Unido, conocida como Northern Lincolnshire y Goole NHS Foundation Trust. El virus paralizó sus sistemas y detuvo las operaciones en tres hospitales por separado durante cinco días. Los pacientes fueron literalmente rechazados en la puerta y enviados a otros hospitales.

Un informe en Computing.co.uk especuló que no había habido ningún documento de plan de continuidad del negocio. Incluso si hubiera habido, claramente hubo fallos. Estos escenarios de desastre pueden ser casos de vida o muerte en instalaciones de salud. Todas las organizaciones de atención médica deben tener un esquema claro del plan de continuidad del negocio con medidas integrales para responder a un fallo crítico de los sistemas de TI. Si hubiera habido en este caso, los hospitales podrían haber permanecido abiertos.

Conexión WAN inestable en la compañía eléctrica de Atlanta

Después de que una importante compañía electricidad en Georgia sufriera un fallo con una de sus líneas de datos, se tomaron varias medidas proactivas para garantizar que sus sistemas críticos no experimentasen interrupciones en el futuro. La compañía implementó un WARP FatPipe en su Site principal, vinculando dos conexiones para lograr redundancia, y también preparó planes para una tercera línea de datos. Además, la compañía reprodujo sus servidores de misión crítica fuera del site, incorporando su propio sitio WARP failover.
Según Disasterrecovery.org, "Cada oficina tiene un WARP, que une líneas de ISP separados conectados por un bucle de fibra. Efectivamente establecieron la conmutación por error de línea de datos en ambas oficinas configurando un solo WARP en cada ubicación. Lograron una solución total de failover del sitio implementando la conmutación por error del sitio entre la recuperación de desastres y las ubicaciones de la oficina principal ".

Si bien el problema inicial de la WAN fue mínimo, es un buen ejemplo de una empresa que está planificando en caso de desastre o error grave.

Deutch Telecom restaura rápidamente el servicio después de un incendio

Entre los mejores ejemplos de continuidad de negocio que hemos visto, las soluciones de gestión de incidentes desempeñan cada vez más un papel importante. Tomamos el caso de Deutch Telecom, un incendio peligroso estaba invadiendo una instalación crucial para la  compañía. La instalación era un centro de conmutación central, que albergaba importantes cableados de telecomunicaciones y equipos que eran vitales para proporcionar servicio a millones de clientes.

La compañía usa un sistema de gestión de incidentes llamado Simba, que alertó al personal sobre el incendio, evaluó el impacto del mismo, activó automáticamente los equipos de respuesta a la gestión de incidentes y envió alertas de emergencia a los 1.600 empleados en Alemania. De hecho, el fuego llegó al edificio y, finalmente, noqueó todo el centro de conmutación. Pero con un sistema de gestión de incidentes eficaz en su lugar, combinado con un diseño de red redundante, la compañía pudo restaurar completamente el servicio en seis horas.

Ruben.Ramiro

Profesional en Tecnologías de la seguridad y ciberseguridad en Telefónica. Apasionado de los MOOC y la autoformación. Si me tuviese que definir, tendría que ir muchísimo al gimnasio. UHHA!

Comentarios